“Benzinho”: un sentimiento familiar

La disonancia cognitiva de experimentar dos emociones contradictorias a la vez es algo que se repite en la película brasileña “Benzinho” (2018). Irene (Karine Teles) siente felicidad y preocupación cuando a su hijo adolescente le ofrecen ir a jugar handball a Alemania. Está orgullosa de que el trabajo de Fernando (Konstantinos Sarris) en su equipo escolar sea reconocido a nivel profesional, pero siente profundas aprensiones al imaginar a su primogénito -que aún es menor de edad- viviendo solo a casi 10 mil kilómetros de distancia.

Y justo mientras celebra la alegría de ver a su hijo mayor ganar un partido para su equipo, abraza con dolor a su hermana Sônia (Adriana Esteves) al verla llegar con un moretón en el ojo luego de que su marido la golpeara de nuevo.

Pero la madre no sólo deberá lidiar con el síndrome del nido vacío y la violencia de su cuñado drogadicto. También tendrá que sobrellevar una crisis económica familiar, graduarse de la secundaria y batallar con una casa que –como una metáfora de su crisis- cada día despierta con una grieta nueva.

Tras “Riscado” (2010), “Benzinho” es la segunda película en que la actriz y guionista Karine Teles colabora junto a su marido, el director Gustavo Pizzi. Además, en esta cinta integran al elenco a sus pequeños hijos, Arthur y Francisco, que interpretan a los inquietos gemelos del clan.

Ese origen íntimo transpira en la pantalla, donde cada personaje es tratado con un amor familiar. Teles (“A Que Horas Ela Volta?”, 2015) se luce al centro de la película, con una interpretación llena de matices y de vida. La fotografía, así como los lugares que muestra, a veces parecen carnavalescamente recargados y hasta chillones, pero en realidad nada en ellos sobra. Cada detalle cuenta la historia.

“Benzinho” se desarrolla durante las 3 últimas semanas que el hijo mayor pasará en el hogar, por lo que es una cinta llena de crisis, catarsis y emocionalidad. Pero con su tono tragicómico (o de “dramedy”, en gringo) logra un equilibrio natural, al condimentar su relato con toques humorísticos que terminan conformando una capa narrativa más. Es una cinta encantadora, de esas que dan ganas de volver a ver inmediatamente después de terminarla. De esas de las que es tan fácil enamorarse.

“Benzinho” se exhibe de forma gratuita este miércoles 24 de abril a las 15:30 hrs. en el Aula Magna (Caupolicán #459), en el contexto de la competencia de largometrajes de BioBioCine 2019.

Comparte

Share on facebook
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

Contacto:

contactoleufu@gmail.com