Inicio/Blog/Exposición Línea de Sangre: para no inmolar la memoria

Exposición Línea de Sangre: para no inmolar la memoria

Arte, historia y hasta ciencia se mezclan para dar vida a la nueva exposición que desde la semana pasada se encuentra en las dependencias de la Galería Balmaceda Arte Joven Biobío. Se trata de Línea de Sangre, el trabajo del puertomontino Cristo Riffo (1986) que retrata la historia de tres hombres inmolados en el país.

Sebastián Acevedo Becerra, Eduardo Miño y Marco Cuadra son nombres que para nada deberíamos desconocer, ya que, además de guardar relación en género y oficios (los tres eran humildes peones del sistema), todos decidieron quemar sus cuerpos a modo de protesta ante las injusticias arremetidas por el Estado chileno.

Lo que quería hacer era honrar, de cierta manera, la memoria de estas personas, pero también hacer un nexo con la historia moderna chilena. Yo creo que no es casual que una de las personas se quema en dictadura y las otras dos en democracia y todos son por lo mismo; son abusos del poder”, afirmó el autor durante la presentación de la obra.

Técnica innovadora

La exposición no solamente destaca por su contenido político-social, sino también por la propuesta a la hora de representar su arte, ya que Riffo trabajó con fotoluminiscencia: la emisión de luz como consecuencia de la absorción previa de una radiación.

La fotoluminiscencia es un fenómeno físico en la cual los minerales se excitan y se cargan con los fotones de la luz. Entonces, la fotoluminiscencia es el mineral que está como vibrando y devolviendo un poco de la luz que se le impregnó como con el impacto de la luz”, explica el artista.

Fotografía de Sebastian Acevedo, obrero penquista inmolado en 1983 con motivo de la desaparición de sus hijos en Dictadura.

Así, los asistentes a la muestra tendrán la posibilidad de impregnarse, un poco más allá, con el hecho, significado y sensación que estos acontecimientos representaron para la historia del país

Sobre su visita a la ciudad universitaria, Riffo se sintió a gusto y emocionado y así lo afirmó a los asistentes que participaron de la inauguración de su obra: “Para mi es muy importante venir a Concepción porque el tema principal de mi obra son las personas que se han quemado en Chile y la primera persona que se quemó fue Sebastián Acevedo. Creo que es un hito a nivel nacional y un hito que, a diferencia de los otros dos que ocurrieron en Santiago, ha sido guardado en el tiempo. Acá en Concepción hay una conciencia política”.

La exposición se mantendrá abierta para todo público hasta el 28 de noviembre en las dependencias de Balmaceda Arte Joven Concepción (Colo Colo #1855) y la entrada es totalmente liberada.

Por | 2017-11-13T13:36:22+00:00 Noviembre 13th, 2017|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario