[FOTO REPORTAJE] 1ro de mayo feminista se toma Concepción

El primero de mayo ha sido una fecha, que históricamente ha estado marcada por las reivindicaciones sociales demandadas por los trabajadores, pero fue esa misma fecha la que para cientos de mujeres de Concepción marcó como una oportunidad perfecta para regalarle un hito a la ciudad.

Con pañuelos verdes, lienzos negros y niños de la mano, las mismas mujeres que hicieron del 2018 un año teñido de violeta, volvían a las calles para criticar a las dirigencias de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), por no ser representativo, al no considerar los trabajos de cuidado, es decir, aquellos que se encargan de la educación de los hijos y el mantenimiento del hogar como una labor de trabajo que debiese ser remunerada.

 

Consuelo Herrera, vocera de la Coordinadora de Mujeres Lesbianas Feministas de Concepción, señaló durante la marcha que la convocatoria tuvo por objetivo evidenciar el trabajo territorial que las mujeres han levantado durante decadas.

“Nuestras demandas ya no quedarán en segundo plano, el trabajo domestico, el trabajo de cuidado, el trabajo reproductivo es parte del funcionamiento base de este patriarcado capitalista y es por eso, que hoy salimos a la calle por nosotras y por todas, para visibilizar este tipo de injusticias”, afirmó Herrera.

La dirigenta, marchó con cerca de 500 asistentes, quienes desde el Palacio de Tribunales hasta el frontis del Gobierno Regional, levantaron arengas a favor de las mujeres. Manifestación que no tuvo destrozos, ni detenidas.

Sumado a exigir la erradicación de todo tipo de violencia hacia las mujeres, el 1° de mayo feminista buscó acoplarse a otras demandas que son transversales hacia otras esferas de la sociedad chilena, tales como el mejoramiento del sistema de pensiones actual y la disminución de la brecha social.

Mary Báez, vocera de la “Asamblea de mujeres revolucionarias Maria Galindo de Concepción”, sostuvo fuerte frente al megáfono y al oído atento de las manifestantes que se agolparon bajo el Palacio de Tribunales, afirmando que: “Es por esto que denunciamos la injusticia de las brechas de salario, pensiones miserables y la discriminación permanente en salud y previsión. Exigimos también el fin de las AFP, institución que vulnera a las mujeres”. Báez, da cuenta que las demandas no son solo sobre temáticas de género, sino de una visión de sistema que buscan erradicar.

Es de esperar que se sigan replicando las demandas feministas en distintos espacios de manifestación, para que así, más días como el del trabajador lleven la voz de las mujeres no alineadas con la conducción varonil a la que la política tradicional está acostumbrada.
Más allá de un oportunismo mediático y electoral, este tipo de revisionismo dan cuenta de los cambios generacionales y socioculturales que se están viviendo actualmente, no solo en lo público, sino que también en la esfera más intima de la sociedad.

Comparte

Share on facebook
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

Contacto:

contactoleufu@gmail.com