Mimi Cavalerie: “La misma capacidad que tengo yo, la tienen un montón de más personas en Concepción”

Desde mediados de septiembre la exposición Conpixel de la fotógrafa, periodista, editora y activista por la protección de los barrios penquistas, Mimi Cavalerie, ha ocupado los muros de Bar Galería Aura con 12 obras gráficas que muestran edificios emblemáticos de la ciudad y de paso, hacen un homenaje a la misma. 

Radio Leufü conversó con Cavalerie, en ahora, una nueva faceta como artista, la que se agrega al currículum de quien se ha hecho conocida por su rechazo a la construcción excesiva de edificios de más de 18 pisos y el resguardo al patrimonio como eje de la identidad penquista.

La muestra fue inaugurada el 12 de septiembre en Bar Galería Aura y consiste en 12 laminas que muestran edificios emblemáticos de Concepción

Llevas harto tiempo dándole con el tema de la ciudad y esta exposición es casi un homenaje a la misma ¿Qué es Concepción para ti? 

Pucha, es que Concepción es la ciudad donde yo nací. Nací el 10 de septiembre del 73, entonces igual es una fecha complicada que es super emotiva. En el gran Concepción he pasado las de quico y caco, entonces Conce es parte de mi historia, es mi historia. Y ahora último, he visto de alguna manera cómo la destrucción de la ciudad, ya sea por desastres naturales o decisiones político-económicas ha hecho que Concepción deje de ser lo que era, y a eso yo me resisto. 

¿Pero y el desarrollo para la ciudad?

No me resisto a que haya desarrollo, pero si me resisto a cómo se está gestando ese desarrollo, como que prefiero que se hable de modernidad, pero también criticando qué tipo de modernidad queremos. 

¿Y qué parte tu vida tu vinculas a la arquitectura penquista?

Gran parte de mi vida la viví en San Pedro, entonces el trayecto de San Pedro a Concepción, yo lo hacia todos los días hasta 1999 cuando me fuí y volví el 2008. Y ese trayecto se acabó el 2010 con el terremoto, que derribó mi colegio de toda la vida, derribó el puente viejo, por el cual yo pasaba, derribó varias cosas que para mi fueron parte importante de mi niñez. Entonces ahí uno debe hacer el ejercicio forzado de cuestionarte de cómo se está desarrollando la ciudad, y qué es lo qué para ti es ciudad. En ese sentido, la arquitectura es fundamental, porque te rememora cosas que te pasaron en la infancia, donde te diste el primer beso, donde te fumaste el primer pito, donde te juntabas con tus amigos a conversar, etcétera. 

Tu crees que esta reivindicación de la arquitectura, habla un poco de esa capacidad de los penquistas de rearmarse, a la resiliencia ¿tiene algo que ver según tú?

O sea, los penquistas somos duros, porque de alguna u otra manera en nuestra cultura está arraigada la idea de que nos tenemos que ir rediseñando constantemente y por eso el penquista en cualquier parte del mundo y en cualquier parte de Chile se destaca, no lo digo con un dejo de pedantería, pero es que igual es una ciudad super dura, es una ciudad que ha tenido sus buenos golpes. Es solo cosa de pensar que en dictadura fue mucho más golpeada que otras ciudades.  Perdimos nuestra cultura, perdimos nuestra economía, perdimos nuestro desarrollo, estamos perdiendo nuestro hábitat natural, osea hay un castigo constante y permanente; y hay una espontaneidad tremenda y de manera muy irresponsable a la hora de la planificación de la ciudad. Entonces cuando tu creces en un ambiente así, de alguna manera, te obligas a hacer el ejercicio ¿de verdad es esta la ciudad en la qué quiero vivir? Conpixel es eso mismo, una especie de homenaje, porque estos son los 12 edificios que a mi me llaman mucho la atención. 

¿Crees qué el momento en qué llega la exposición es adecuado? Me refiero a que justo estamos atravesando un intenso debate sobre la construcción en altura versus la protección al paisaje y al patrimonio. 

Está todo pensado…o sea la exposición es producto de toda esta lucha, en un momento incluso tuve que dejar Conpixel un poco de lado, porque se empezó a activar todo el tema que estamos llevando sobre la limitación de la altura y creo que cuando uno hace las cosas con cariño y cierto desinterés, la vida siempre se encarga que todo se sincronice y todo resulte bien. Y así ha sido. 

Esa lucha, que ha tenido frutos…porque digámoslo bien, ya hay respuestas de las autoridades y de la ciudadanía, quienes han recibido bien ese cúmulo de trabajo ¿qué crees que va a pasar?

Yo personalmente me siento ganadora. Porque ya no existe libertad de altura, hay una limitación a 18 pisos, o sea, en que hayan 18 pisos versus a guetos verticales, para mi es una limitación importante. Ahora, no me gustan los 18 pisos, porque sé la calidad de edificaciones que se están construyendo. No son de buena calidad, la gente vive apiñada, los edificios se vuelven húmedos, si no hay buena administración y buena cooperación de las comunidades, se puede transformar en un suplicio vivir ahí. Entonces, hay una saturación en la infraestructura de la ciudad. 18 pisos, ya es un paso ganado y ahora siento que vamos a lograr que la gente, cómo hemos instalado desde siempre con Barrio Oriente, se convenza de los 5 pisos. Porque eso es lo que como Concepción nos merecemos. Siento que es el momento de exigirle a la inmobiliaria y a los representantes, que nos empiecen a representar con más innovación y creatividad, porque hay toda una generación que es si lo es y está muy bien informada, tanto o más de quienes nos están representando. 

Y las municipales están a la vuelta de la esquina…

Si y creo que la Municipalidad debería coordinar mejor los esfuerzos, creer en la gente que está tratando sacar adelante este proyecto y que nosotros los ciudadanos participemos. Yo de verdad creo que en esa línea, Barrio Oriente ha sido un super aporte. Porque la información que hemos sacado siempre ha sido corroborada. 

 Me imagino que esta exposición no es la cúspide de ese trabajo de largo aliento entonces…vuelvo insistir, las municipales están a la vuelta de la esquina ¿Crees qué es momento de canalizar todo este trabajo en una propuesta electoral tuya a las municipales? 

Es que ahora no tengo ganas, o sea, me lo ha pedido harta gente, me han llamado varios partidos políticos, pero la verdad es que yo estoy en otra todavía. Como que no siento que tenga el capital político, donde yo diga con seguridad: “voy a ser candidato a concejal o candidata a alcaldesa”, porque siento que no he logrado nada profundo por la ciudad. Entonces prefiero tomarme las cosas con calma e ir paso a paso. Nunca me he apurado en las decisiones que he tomado y en ese sentido, me demoré un año en sacar estas 12 láminas y ha sido un complemento a toda la lucha que hemos llevado varios. Y la gente ha ido comprendiendo la importancia del patrimonio y del territorio. Y para la gente joven que no van a las charlas que hacemos, resulta que ahora vienen al bar, ven la exposición y conocen Conpixel, conocen Barrio Oriente o conocen a La Font Editorial, conocen a la Mimi Cavalerie , conocen a Bruno Betanzo, conocen algo del patrimonio industrial penquista, conocen a Luis Darmendrail. Entonces si tú me preguntas eso, yo te digo, la misma capacidad que tengo yo la tiene un montón de más personas en Concepción, por lo que siento que no hay que personalizar el tema de la candidatura. 

Entonces desde tu visión Concepción está viviendo un proceso de mucho más empoderamiento, ¿tendremos esa capacidad los penquistas de autogobernarnos sin depender del poder central? 

O sea, pensemos sobre el debate de la cultura. El hecho que SIDARTE, junto con los actores y otros miembros del mundo de las artes se hayan reunido entorno a un teatro de la mano, para decir no a Luciano Cruz Coke, es decir, no a Santiago. Muestra nuevamente que a Concepción nunca le ha gustado estar supeditado a las decisiones que se toman desde la capital. Entonces no veo la necesidad del Gobierno Regional de estar siempre pendiente de las decisiones que se tomen en Santiago, porque, digámoslo, hay un montón de proyectos que vienen con la voz de Santiago, hasta las inmobiliarias vienen con los planos hechos desde Santiago y se nota, hay una desconexión total, lo mismo de Luciano Cruz Coke. Yo siento que todos los grupos que existen en Concepción están haciendo su lucha como corresponde y me gusta que sea así, me gusta que la Red Barrial esté tomada por partidos del Frente Amplio que estén haciendo su cuento, valorable, lo hagan bien o mal, a mi no me interesa, pero es loable que se estén moviendo por la ciudad. Pencopolitania también está reactivando su su movimiento, están desarrollando las audiencias públicas. Entonces se están recuperando espacios democráticos que antes no existían y eso está super bien, la gente está participando y lo está tomando en serio, super bien de verdad. Nosotros como Barrio Oriente, por otro lado, tenemos un grupo de siete organizaciones, tenemos una coordinación extraordinaria con todas las carreras de arquitectura de la zona, lo vemos por otra arista, es una mesa más técnicas  y se están dando articulaciones en otros niveles, cuestión que yo no había visto en Concepción exceptuando cuando volvió la democracia a Chile.

La exposición puede ser visitada hasta el 12 de octubre y la entrada es completamente gratuita

Salgamos de esta nube tan política. Conpixel, la muestra estará en Galería Aura hasta el 12 de octubre ¿y luego?

Jajajaja, si. Bueno la estoy intentando mover a otras partes, y sino, se guardan hasta que se encuentre un lugar bonito donde se aprecie. Estas piezas que están en Aura no se van a vender, estas van a ser las pieza que se van a mostrar. La gente que quiera una tiene que escribirme y pedirla, puede ser a medida obviamente. 

¿Tu crees que estas 12 obras resumen Concepción?

Estas son 12 ilustraciones de fotografías que yo siempre saco de los edificios, tengo muchas fotografías del Edificio Tucapel, muchas fotografías a diferentes ángulos y horas de los Tribunales de Justicia, el Mercado lo tengo retratado completo, El Plato es mi edificio favorito. Son edificio que yo siempre me dedico a mirar y los contemplo. De alguna manera me siento una arquitecta frustrada. 

En el proceso de elaboración de este trabajo ¿tuviste ayuda de arquitectos?

Ahora algunos arquitectos me han hecho llegar láminas y fotografías antiguas de edificios emblemáticos de Concepción y que son patrimoniales. Estas ilustraciones son producto de fotografías que yo saqué, salvo la del Mercado que me facilitaron una planimetría de mayor calidad, ahora estoy haciendo la misma pero como esta el esqueleto hoy. Hay millones de otros edificios que me encantaría retratar y que lo estoy haciendo, es un trabajo arduo, imagínate que en estos me demoré un año. Empecé en mayo del año pasado a seleccionar las fotografías que tenía de la ciudad y a darme cuenta cuales son los edificios que me quedan, ponte tú, me faltan el Arco de Medicina, el Campanil, el edificio de química, el Edificio Esquerre. Hay un montón de edificios emblemáticos y patrimoniales que me faltan por retratar, o sea este proyecto da para mucho más. Tengo muchas ganas de seguir haciéndolo, es una exposición donde yo le metí mucho amor, porque yo la hice recuperándome de un dolor que tenía, entonces lo usé como una vía de escape y fue super bonito, porque me sirvió para olvidar muy rápido y para reinventarme, porque cuando uno está creando y te instalas a proyectar esa creación, tienes que preocuparte solo de eso. Fue un muy buen ejercicio, yo digo que fue muy meditativo, porque a la hora que tomé la decisión de cuáles eran los edificios que quería construir, a través de ilustración, ya me dediqué al 100%, porque convengamos que no soy ilustradora, soy fotógrafa, soy periodista, soy editora, pero soy intrusa, soy inquieta, siempre fui muy buena para hacer bosquejos y todo, pero no al nivel que ahora lo estoy haciendo.

¿Cuál fue tu objetivo cuando pensaste en hacer Conpixel? 

La exposición no tuvo como objetivo hacerse cargo de toda la ciudad ni nada, pero yo la pensé exclusivamente porque quiero mejorar la imagen de la ciudad de Concepción, quiero que la gente conozca los edificios que tenemos, que valore la arquitectura a nivel mundial que tenemos, porque si su disposición natural hubiera sido respetada Concepción habría sido una ciudad conocida a nivel mundial, a mi no me cabe la menor duda. De hecho hay arquitectos que dicen lo mismo, porque es una ciudad tremendamente urbana y ese valor se está perdiendo. 

¿Cómo te gustaría que se fueran quienes vienen a ver la exposición?

Que se vayan con ganas de cuidar la ciudad, que para mi está relacionado con la palabra amar. El que dice que ama a una persona y no la cuida, no puede estar con esa persona, eso mismo me pasa con la ciudad, el que vive en Concepción y que dice que lo ama, tiene que cuidarlo.

Revisa más material de Conpixel.cl en su página de Instagram y Facebook 

 

Comparte

Share on facebook
Share on tumblr
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on email

Contacto:

contactoleufu@gmail.com